Primeros Pasos en la Agronomia
  Terneria
 




                                          Terneria

 

 

SELECCIÓN DE PADRES

La crianza de terneros comienza en realidad con el proceso de reproducción. Los padres contribuyen cada uno con el 50 % de la herencia genética del ternero. El mayor efecto en la herencia provendrá del padre que se seleccione.

 
PARTO

El periodo de gestación de la vaca es de 280 días, cuando aparecen las primeras señales de la parición, la vaca debe ser colocada en un área limpia, e idealmente seca. Estas señales son: Que el vientre, especialmente en el lado derecho, ha aumentado de tamaño, la ubre está llena y los pezones rígidos, la vulva está enrojecida e inflamada con un líquido mucoso y sanguinolento, el animal está inquieto y aparece la bolsa de agua, luego de esto la parición ocurre normalmente dentro de las 6 horas. En esta etapa se recomienda observar con frecuencia, pero no intervenir a menos que sea estrictamente necesario, o si han pasado más de 2 horas desde inicio del trabajo de parto. Existen tres procedimientos vitales para asistir la parición del ternero son la corrección de cualquier posición anormal del ternero, el uso de lubricación en forma generosa y la tracción del ternero, la que debe ser sincrónica con las contracciones de la prensa abdominal.
       
 
RECOMENDACIONES AL NACIMIENTO
•Suministrar calostro al ternero lo más tempranamente posible. El calostro, además de entregar los nutrientes que requiere el ternero (energía, proteínas, vitaminas y minerales), proporciona inmunoglobulinas. Estas últimas proveen al ternero de inmunidad pasiva (defensas) para enfrentar infecciones o enfermedades, las que son de vital importancia si se considera que el ternero nace sin ninguna inmunidad. Otra de sus funciones es la de proteger la membrana mucosa del intestino contra la adherencia de microorganismos y contribuye a eliminar el meconio. Por todo lo anterior, el calostro debe ser ingerido lo antes posible después de la parición y se debe mantener, por lo menos, durante tres días después del nacimiento.
• Realizar una correcta desinfección de ombligo, con yodo, y por dentro y fuera del cordón. Esta práctica mata los microorganismos existentes en el cordón y disminuye el riesgo de complicaciones posteriores.
• Pesar al ternero y anotar su peso en un libro de anotaciones del ternero junto con su fecha de nacimiento, también puede anotar información sobre los padres, el parto, el calostro, etc.
 
 
 INFRAESTRUCTURA  HIGIENE Y SANIDAD EN LOS CORRALES

Coloque al ternero idealmente en un corral individual. Los corrales deben estar limpios, secos y bien mantenidos, con cambios periódicos. Deben ser bien ventilados, iluminados y libres de corrientes de aire. Existen tres tipos de corrales:
Colectivo 1.
Colectivo 2. (180kg a 340kg)
Encaste. (340kg).
El manejo sanitario se inicia con la prevención de posibles infecciones o enfermedades, donde todos los puntos señalados anteriormente y manejados correctamente ayudarán a lograrlo. Otro factor de igual importancia es el poder disminuir el estrés en los Ellos deben sentirse protegidos, seguros y el ambiente debe ser tranquilo, como son altamente sensibles a los sonidos, juega un papel fundamental la persona qué los cría, donde el buen trato es esencial, sobre todo en las hembras, ya que es en la crianza donde parte su sociabilización.
Es importante el contar con un calendario de vacunaciones y desparasitaciones proporcionado por su Médico Veterinario asesor.
 

ALIMENTACION

Alimentación de terneros: El estómago de los terneros necesita tiempo para desarrollarse por completo y poder digerir las plantas.
 

ALIMENTACIÓN LÍQUIDA

La fase de alimentación líquida del ternero es una etapa obligada que tiene una duración aproximada de 70 a 100 días, con 90 a 100 kilos de peso. Aunque con un sistema de alimentación en que se ofrece concentrado y heno desde muy temprana edad podría destetarse antes, lo recomendable es prolongar la alimentación líquida sobre los tres meses, de manera que el rumen haya alcanzado un desarrollo tal, que permita la utilización de los alimentos no lácteos en forma adecuada sin que se altere el crecimiento.
Una buena norma es que el ternero reciba calostro al menos durante los primeros tres días de vida. Este proceso se lleva acabo de la siguiente manera:
• Suministrar 2 litros de calostro con mamadera o sonda antes de las 2 hrs. después del nacimiento.
• Repetir 2 litros de calostro antes de las 12 horas después del nacimiento.
• Dar 4 litros de calostro repartidos en dos raciones diarias el segundo día.
• Dar 4 litros de calostro repartidos en dos raciones diarias el tercer día.
• La temperatura del calostro debe ser cercana a los 38 ºC.
• Guardar calostro mediante refrigeración o congelación para suministrarlo a terneros de vacas con mala calidad de éste (vaquillas, mastitis crónica, tratamiento antibiótico, vacas con goteo previo al parto).
Posteriormente, pasa a leche o sustitutos lácteos. Es muy importante que posterior a este cambio no se vuelva atrás (aunque sobre calostro). La dieta líquida tradicional es la leche, que desde el punto de vista nutricional puede ser parcialmente reemplazada en la alimentación del ternero por sustitutos lácteos o leche acidificada.
En términos prácticos, un racionamiento de cinco litros de leche al día dividido en dos tomas, rinde buenos resultados. Se recomienda partir con tres litros y gradualmente llegar a cinco o seis litros diarios en dos tomas, suministrados a la misma hora y temperatura.
 

ALIMENTACIÓN SÓLIDA

A los 3 meses ingerirá todo tipo de plantas y rumiará. A esta edad puede destetarse. El destete debe realizarse en forma paulatina, para minimizar efectos negativos. Se le proporcionará alimento sólido en cantidad progresivamente mayor hasta que deje de tomar leche.
El concentrado es fundamental en la crianza de terneros, ya que cumple un rol muy especial en la evolución de monogástrico a rumiante permitiendo el crecimiento en el rumen. Existen dos tipos de concentrado para terneros: iniciación y crecimiento. El concentrado de iniciación se debe empezar a ofrecer a la semana de edad, aún cuando el consumo hasta los 15 o 20 días será muy limitado. Esta práctica facilita el acostumbramiento del ternero al alimento no lácteo, estimula el funcionamiento del rumen y favorece el desarrollo de su cubierta interna que es importante para la absorción de los nutrientes. El concentrado de iniciación debe contener mínimo 18 a 20% de proteína, preferentemente proteína de origen animal y 3,15 a 3,25 Mcal de energía digestible por Kg. de alimento y debe suministrarse hasta los 90 o 100 días. El consumo recomendado fluctúa entre 1,0 y 1,5 Kg / día hasta los 3 meses de edad, dependiendo de la calidad y disponibilidad de forraje. Los minerales, como el cobre y el calcio son necesarios para la formación de los huesos, el cerebro, los nervios y la sangre. No se debe olvidar suministrar todos los dias de aguas fresca y limpia en abudancia a los terneros.                  
Después, de los tres y hasta los seis meses de edad, se utiliza concentrado de crecimiento, el cual se debe limitar a un máximo de 2 kilos / ternero / día, y debe contener mínimo 13,5 a 14,0 % de proteína y el mismo nivel energético que el anterior. A partir de los 6 meses, la alimentación puede ser 100% forrajes, dependiendo de la calidad de éstos y de las tasas de crecimiento que se desee alcanzar.
 
Raciones: La ración diaria es la cantidad de alimentos que el animal necesita cada día. Una buena ración debe contener todos los nutrientes. La ración se suministra diariamente en una proporción equivalente al 2-3 por ciento del peso corporal del animal. Algunos de ellos se encuentran en gran cantidad en determinadas plantas:
 
Nutriente
Plantas
Carbohidratos
Maíz, sorgo, trigo, avena, arroz, hierba
Proteína
Alfalfa, trébol, legumbres, hierba
Grasa
Semilla de algodón, semillas de girasol, hierba, maní (cacahuete)
 
Si los animales no obtienen suficiente cantidad de cada nutriente, disminuye su rendimiento y pueden morir por un proceso conocido como enfermedad carencial.

 
 

CRECIMIENTO DE LOS TERNEROS

Los índices de crecimiento antes de la pubertad han mostrado que están relacionados con la futura vida productiva de las vacas. Para poder determinar estos indicadores se emplea la “ganancia de peso”. Para obtenerla, debe tener registros de peso de cada ternero al nacimiento y al destete, o en forma mensual y luego aplicar la siguiente fórmula:
 
Ganancia de peso = (peso destete – peso nacimiento)                
                          
días al destete
 
Se recomienda ganancias diarias de 300 g/d durante la primera semana de edad, 400 a 500 g/d durante la segunda y tercera semana, 600 a 800 g/d entre la tercera y octava semana hasta los 6 meses.
Cuando la vaca pesa 100kg se realizan ciertos procedimientos:
1.) Descorné, se realiza aproximadamente al mes de la vaca, se realiza para que no se hagan daños entre ellos ni a personas ajenas.
2.) Corte de pezón supernumerario, Algunos terneras, nacen con uno o más pezones extra, se eliminan debido a que dificulta la extracción de leche. Los pezones extra se eliminan de la siguiente manera: primero se sujeta bien el animal. Se determina el pezón o los pezones extra que han de eliminarse, luego se utiliza un par de tijeras limpias y afiladas para cortar los pezones extra a ras de piel, para terminar, se cubre la herida con tintura de yodo o antibiótico en polvo.
3.) Castración con elástico: se pone el elastico alrededor de los testículos de modo que se corta la circulación, quedando secos y caen solos.
 
 
 
Enfermedades en terneros:

El observar a los terneros todas las mañanas e idealmente dos veces al día es extremadamente importante. El detectar una enfermedad tempranamente y dar un pronto y correcto tratamiento es la clave en el manejo de las enfermedades
 
A) En terneros la diarrea es más grave, el animal se muere de la deshidratación que resulta de la diarrea, no de la infección que causa la diarrea. Sin embargo, una aplicación inmediata de suero oral, administrada continuamente, puede curar 95% de casos de diarrea sin otros productos.
Tipos de diarrea en terneros:
1.) Color café, parece diarrea normal. Se trata con un desparasitante.                     2.) Acuosa, con sangre. El ternero está débil y enfermo. Este tipo de diarrea está causada por el protozoo coccidia.                                                           3.) Espesa, color tomate, verde, y/o amarillo. El ternero tiene 10 días o menos de edad. Este tipo de diarrea está causada por estrés, como mal clima o insuficiente calostro. 
B) Neumonía: Esta enfermedad es muy común en animales jóvenes después de épocas de estrés, como lluvia, frío, o falta de buen alimentación. 
 C) Infección del Ombligo: En la mayoría de casos, esta infección resulta de una falta de desinfectar el ombligo. Cuando un ternero nace, el ombligo está tierno, y la bacteria puede entrar fácilmente. La hinchazón del ombligo sigue con articulaciones hinchadas, fiebre, y falta de apetito. Se trata con antibióticos o sulfas.
 D) Bocio: Esta enfermedad causa un cuello hinchado, como que hay una bola abajo de la piel. Es causada por una deficiencia de yodo.
 
 
Conclusión

Un manejo correcto en las ternereras es fundamental para asegurar una eficiente crianza de terneros de lechería y una mayor efectividad en la operación como un todo y de esta forma potenciar el futuro de la lechería.


 

   





 - Nacimiento de un Ternero
 
 
  Hoy habia 1 visitantes (16 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=